Publicación de artículo científico en la revista International Journal of Performance Analysis in Sport, de Inglaterra.

Esta investigación forma parte de la inquietud por determinar métodos y mecanismos de mejoramiento de las funciones cognitivas, a través de la evaluación y el entrenamiento, tendientes a optimizar las respuestas deportivas en atletas de alto rendimiento.

El presente estudio es parte de la colaboración de un grupo de investigadores chilenos y españoles de diferentes áreas, formado por Fabián Moya-Vergara, David Curotto-Berruezo, Patricio Valladares-Arellano, Enrique Arriaza-Ardiles, Teresa Valverde-Esteve & Juan Manuel García-Manso.

Los deportistas en la actualidad cada vez buscan ser más rápidos, más fuertes y más resistentes y para eso emplean distintos tipos de técnicas, metodologías y sistemas de entrenamiento, sin embargo, el deporte contemporáneo ha ido reduciendo la importancia de los factores biológicos para superponer los aspectos ligados a la estructura y las funciones del cerebro. Esto sumado al uso de tecnología, busca lograr avances en los distintos planos del desarrollo y comportamiento deportivo, por lo que, es cada vez es mayor el interés y la profundización de cómo el cerebro (y particularmente, la mente) controlan el desempeño deportivo.
De ahí emerge la pregunta, ¿Es posible mejorar estas capacidades?; ¿Es posible entrenar el cerebro para que interprete más rápido la información?; ¿se traduce esto en una mejor respuesta técnica, táctica y física?; ¿mejora la toma de decisiones?.

Este estudio se realizó sobre deportistas de alto rendimiento correspondientes al seleccionado nacional de Rugby modalidad seven a side, y consistió en un test para la valoración de los tiempos y cantidad de errores/aciertos en ciertas tareas relacionadas con la disciplina. Posteriormente se les aplicó un entrenamiento de 45 minutos con intervalos de descanso, 3 veces por semana durante 4 semanas, para finalmente realizar el mismo test inicial de valoración y poder consignar los resultados obtenidos.

En términos de resultados las mejoras fueron significativas para el promedio del tiempo de reacción visual de las acciones y para cada una de los intentos que se llevaron a cabo en las pruebas. Pero, para el caso de la efectividad de la respuesta, los cambios fueron leves (no son estadísticamente significativos).

Se concluye que en ambas variables se producen mejoras, pero con diferente grado de efectividad para cada una de ellas. 

Categories : Noticias

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Open chat
1
Hola 👋 ¿Cómo te ayudamos?