La importancia de tratar una lesión

Con más de siete años de experiencia trabajando con la selección chilena de rugby, tenistas y equipos tanto amateur como profesionales, Kinelite cuenta con expertos en el tratamiento de una amplia variedad de patologías del ámbito traumatológico ortopédico y deportivo tales como esguinces, fracturas, distintos tipos de tendinopatías, desgarros musculares, atrapamientos nerviosos y los principales tipos de dolores asociados a la columna vertebral y sistema musculo-esquelético en general.

David Curotto, especialista en kinesiología traumatológica y deportiva del centro kinesiológico Kinelite, ubicado en Bosques de Montenar, explica que “existen distintos motivos por los que se forma una lesión. Pudiendo estos ocurrir por un antecedente traumático como un golpe o caída que puede producir una fractura o lesión de tejidos blandos, así como también se puede provocar por un esfuerzo desmedido del cuerpo que no están preparada para dichas exigencias”.

Además, otras causas es la formación de manera silenciosa. Es decir, por micro traumas repetitivos o sobrecargas. Esto sucede cuando existe una alteración postural o funcional del cuerpo mantenida en el tiempo, lo que se transforma en una lesión debido a que el cuerpo empieza a buscar formas de adaptarse a las exigencias internas y externas lo que termina por compensar y lleva a la aparición de lesiones en otras partes del cuerpo por conectividad e integración de los sistemas que actúan en un correcto funcionamiento del cuerpo.

Tratar una lesión a tiempo hace una enorme diferencia en el resultado final del proceso de reparación. El cuerpo naturalmente comienza la recuperación una vez generada el perjuicio pero este proceso debe ser guiado para que los tejidos se regeneren óptimamente y evitar que se vuelva crónica.

En base a su experiencia kinesiológica, Curotto comenta las tres lesiones que la gente suele ignorar más seguido y que sin embargo, pueden potencialmente presentar problemas graves a largo plazo. La primera es “el dolor de rodillas, el cual se puede transformar en una disfunción patelofemoral que puede llevar a una condromalacia rotuliana. Es algo muy común”, y no esta demás evaluar cuando un dolor de esta zona es frecuente o sostenido en el tiempo.

En segundo lugar están los dolores de hombro. Que suelen derivar en un problema en tendones del manguito rotador. Y en tercer lugar, está el dolor lumbar, “los pacientes comienzan a preocuparse cuando el dolor lumbar ya es incapacitante”, sentencia el especialista, generando un proceso de disfunción mucho más avanzado cuando debe tratarse.

Las instalaciones de Kinelite en Bosques de Montemar están completamente equipadas para tratar lesiones y patologías. Tanto por implementos de fisioterapia de última generación para electroterapias, ultrasonidos, electrolisis y Ondas de Choques. Además de un gimnasio con la implementación necesaria para hacer frente a los procesos recuperativos y necesidades de nuestros pacientes.

En adición, “usamos una técnica llamada micro electrólisis percutánea que favorece la recuperación mucho más rápida de los problemas de tendón. Asimismo, utilizamos punción seca, terapia manual, vendaje neuromuscular, vendaje funcional y contamos con conocimientos en el área de la medicina deportiva”, define el especialista de Kinelite que cuenta con convenios con distintitas isapres para hacer más fácil el acceso a la terapia adecuada que los pacientes requieren.

Ante cualquier duda o molestia sobre un traumatismo, es mejor prevenir y tratarlo de manera oportuna. Así se evitará un daño mayor y se podrá revertir la situación convenientemente. El tratamiento a tiempo es fundamental para no presentar complicaciones a futuro.

Categories : Noticias

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Open chat
1
Hola 👋 ¿Cómo te ayudamos?
Powered by